Horarios

Fanáticos del Barcelona.
En la actualidad, en el Barcelona no hay tiempo para esperar reacciones tardías porque el momento presente de la institución azulgrana exige respuestas inmediatas, de extrema urgencia y con soluciones que van más allá de lo que muchos creen, sobre todo porque las exigencias de lo que acontece en Cataluña a nivel general, no sólo futbolístico, demanda una resolución tan importante como la buena marcha del equipo de Luis Enrique Martínez.
 
La convocatoria para decidir la alternativa de asumir una independencia de la región, siempre tuvo históricamente centradas las esperanzas de éxito en la marcha deportiva de la entidad por antonomasia para ello, hecho que debiéramos aseverar sin miedo a la equivocación, porque para los catalanes con intenciones de reconocimiento de ese sueño inalterable, el Barça fue siempre el único club con respaldo y solera para representar al pretendido nuevo país que insta Artur Mas a construir desde la presidencia de la Generalitat de Catalunya.
 
Con esto por demostración de una teórica y práctica superioridad futbolística que tuvo el conjunto culé no hace mucho tiempo atrás, en época de Josep Guardiola, se hacía imperioso continuar demostrando el resurgir del viejo juego que había mostrado la escuadra del técnico asturiano en el inicio de este presente torneo, en el que marchaba líder, imbatible en juego y resultados a vista de todo el mundo futbolístico español que ensalzaba a los de Luis Enrique por su autoridad ejercida desde el trato del balón con efectividad defensiva y ofensiva.
 
Sin embargo, los ciclos son caprichosos y vino a ser que con una puntuación casi perfecta, los blaugranas debieron visitar la capital del reino para enfrentar al Real Madrid, y entonces fue que sucedió lo que sólo el tiempo demuestra cuando no todo está consolidado, y así, la debacle del Barcelona comenzó su efecto dominó que concluye con las dudas que hoy comienzan a centrarse sobre la labor del nuevo estratega culé.
 
Afectado el sistema catalán, a todo el sistema independentista me refiero, las opciones de superación ahora, pienso, deben pasar por el mejoramiento del fútbol de Messi y compañía, así lo exigen las circunstancias y el hecho de empadronarse con el equipo representativo de esta Catalunya de marcados deseos independentistas.
 
Ahora quizás se entienda mejor aquel pregón de que el FC Barcelona fue siempre ‘Més que un Club’.
¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[