Horarios

Martín Onti: La aspirina

BARCELONA, España.- El uso de la aspirina es una medida preventiva que los médicos aconsejan para combatir, en sus etapas iniciales, tanto los infartos de miocardio como los cerebrales. Al uso de ella deberían acudir los aficionados del Barcelona a partir de lo visto en el nuevo San Mamés, cuando el germano Marc-André ter Stegen sea el portero titular en el conjunto de Luis Enrique y me temo, además, por lo que uno aprecia con las actuaciones del recién llegado meta holandés Jasper Cillessen.

Amén de la sorna mezcla de realidad que contiene este artículo, la verdad no trata de ser ofensiva sino de advertir que para ver al Barça con Ter Stegen en la portería esta campaña, el seguidor culé deberá armarse de una paciencia muy especial y rogar que la madurez del joven meta alemán llegue lo antes posible a superar su innegable intrepidez futbolística.

Lo demostrado por Ter Stegen a lo largo de sus dos años en la entidad catalana no deja de ser auspiciosa, pero, cuando de comparaciones entre riesgos y efectividad se trata, los porcentajes se duermen en el umbral de la duda para poder otorgarle todo el crédito de confianza al actual nº 1 para el técnico asturiano.

 

Frente al Athletic de Bilbao, donde ya había demostrado sus dotes de 'anuncia infartos', el meta teutón había cosechado uno de los goles más cuestionados de su carrera sirviendo en bandeja a Mikel San José, un triunfo de los leones vascos que escoció durante algún tiempo en las estructuras azulgranas y que cimentaron la poco discutida, por entonces, titularidad del chileno Claudio Bravo.

Ayer en Bilbao, fue poco lo que faltó para que sucediese más de lo mismo cuando el mediocampista ofensivo vasco, Beñat, ante una mala salida con los pies de Ter Stegen, casi convierte lo que habría traído un serio disgusto a más de uno en el seno blaugrana. Si esto hubiese ocurrido, la suma de los factores seguramente habría alterado el producto que al final del encuentro resultó positivo para la escuadra de Luis Enrique.

Marc- André ter Stegen batió un récord para la posición de guardameta concretando 51 pases buenos sobre los 62 efectuados por él, venciendo el que poseía Claudio Bravo, quien hasta ayer ostentaba 44 con destino efectivo, y para poner en el cajón de los malos recuerdos, por el momento, aquellos goles ridículos que aún no son parte del olvido.

Aspirina, Ter Stegen y mucha paciencia, continuarán siendo la fórmula del culé que se decante por la fidelidad a un estilo de juego que comienza invariablemente en los pies del portero.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!