Horarios

Mar.Nov.24 12:00 AM EST
Mié.Nov.25 12:00 AM EST
Jue.Nov.26 12:00 AM EST
Sáb.Nov.28 12:00 AM EST
Mar.Dic.01 12:00 AM EST
Mié.Dic.02 12:00 AM EST
Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Josep María Bartomeu

Martín Onti: Jaque mate del loco

El jaque mate del loco es el movimiento más rápido para vencer al oponente en el juego del ajedrez. Si se cree que la inmediatez del jaque mate Pastor asombraba por su velocidad de aniquilar al adversario en no menos de cuatro jugadas, las dos que necesita el mate del loco deja sin efecto a cualquier otra alternativa, por más que todo el mundo sepa que ganar a través de esta instancia esté rodeada de utopía y que difícilmente pueda darse en la realidad.

 

En tal suposición, el acto que mejor define el temple del ganador gracias a esta jugada ajedrecística casi imposible de llevar a la práctica, en el fútbol la podríamos personificar en el reelecto presidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu, quien en un momento de crisis institucional y deportiva, en medio de una suma de ecuaciones negativas cuyo punto álgido era la mala relación Luis Enrique-Lionel Messi, y cuando más se le cuestionaba la manera de cómo había llegado a conducir los destinos del club, decidió pacificarlo adelantando los comicios con un movimiento no exento de riesgo y dotado de una tremenda dosis de habilidad política e inteligencia emocional.

La conquista del segundo triplete del Barcelona la temporada pasada -Liga, Copa del Rey, y Champions League- tuvo mucho que ver en este nuevo ciclo que afronta la junta directiva de Bartomeu tras un triunfo sin atenuantes en las urnas, y donde, sobre todo, termina aniquilando la imagen del principal adversario a nivel institucional, Joan Laporta, para encaramarse en un prometedor nuevo periodo presidencial. 

 

Es justo reconocer, tras aquel movimiento estratégico de enero de 2014, que poca gente confiaba en ver a Bartomeu sentarse nuevamente en el sillón blaugrana como el máximo exponente del club, más aún por adoptar, por entonces, de una dimisión apresurada que todavía no ha sido explicada a la masa societaria con una razón convincente.

Sin embargo, esto poco parece importarle al socio culé que hace caso omiso de hechos condenatorios de esta misma directiva que, encabezada por el anterior mandamás azulgrana, Sandro Rosell, tenía como vicepresidente justamente al flamante y reelecto presidente culé.

Dimisión y elecciones, dos movimientos precisos para la conquista del poder, toda una jugada ajedrecística maestra que comparada con la política del FC Barcelona nos muestra que el jaque del loco también existe en el fútbol de Josep Maria Bartomeu.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!