Horarios

Martín Onti: Explicaciones necesarias

SEVILLA, España.- Si alguien que no esté muy atento al fútbol lee en la prensa de España el nombre de Ramón Rodríguez Verdejo a secas, sin aclarar que esa persona es el Director Deportivo del Sevilla, ‘Monchi’, aquel nombre escrito sin dicho ‘sobrenombre’ nada podría decirle. Si esto sucede de puertas hacia adentro del fútbol español, imagínese afuera de los límites del mismo. 

No mucha gente conoce a quien como jugador supo ser portero del conjunto del Ramón Sánchez-Pizjuán devenido luego a exitoso directivo del club del Nervión. Como tampoco que justamente él haya sido quien hizo de ellos la consagrada institución que es en la actualidad.

La extensa lista de futbolistas que arribaron al pentacampeón europeo de la mano de Monchi, ha sido el motivo principal que no solamente cambió los objetivos deportivos del Sevilla en la obtención de títulos desde la aparición del ex guardameta como dirigente, sino que además fue el artífice del crecimiento económico de la entidad por su astucia en la compra-venta de jugadores que reportaron ganancias impensables antes de su llegada.

Esta semana el comunicado de su posible marcha conmocionó al mundo sevillista. Es cierto que un profesional, aunque ame a su club como Monchi, necesita tomar distancia de sus tareas, esas que lo agobian hasta el hartazgo durante la temporada, pero, alguien había husmeado algo ‘diferente’ esta vez en ese silencio cómplice que Ramón Rodríguez Verdejo había dejado caer sobre la entidad de la capital hispalense.

Se decía tras bambalinas, donde a veces se cuecen las más terribles verdades, que habría ciudades más encantadoras para cobijar los ahora glamorosos intereses laborales de Monchi. Sin embargo, nadie más que el tiempo podrá zanjarnos esas dudas teñidas desde afuera de Sevilla para dejarnos al descubierto si se marcha de su amada ciudad. 

Para un aficionado al Sevilla FC, y para muchos que no lo somos, hablar de la salida de Monchi del equipo de Unai Emery, y dejar el tema convincentemente cerrado, requiere de ejemplos tan evidentes e ilustrados que pocas más explicaciones necesitaría para dejarlo esclarecido. Hablar en la actualidad del Sevilla sin Monchi, es como ignorar que el Guadalquivir cruza Andalucía hasta enterrarse definitivamente en el Atlántico, o que en Triana jamás sonó la guitarra de Paco de Lucía.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!