Horarios

Vicente del Bosque ya ha quedado atrás y a partir de aquí sólo cuenta la ilusión por volver a deleitarnos con el fútbol de aquel entonces desplegado por España.

Martín Onti: El turno de Julen Lopetegui

MADRID, España.- Como si nada pasara o fuese a pasar tras sus palabras, el nuevo técnico de la selección de España, Julen Lopetegui, recitó casi de memoria la lista de hombres que estarán a sus órdenes en el arranque de un ciclo que lleva en sí muchas otras cosas más que la aparente tranquilidad de la que presumía el exportero internacional español.
A nadie debería extrañar que en ese listado enunciado de 'carrerilla' y por líneas de juego, el principio fuese el más azaroso y que el último sirviese para tratar de olvidar que el capitán por excelencia de La Roja, Iker Casillas, comenzaba su camino a ser historia en el bicampeón europeo.
 
Por un lado la ausencia de Casillas era de esperar, no dicha tan a la marchanta como lo hizo Lopetegui, y por el otro la no tan esperada convocatoria de Marco Asencio sirvió al actual estratega para confundir los cerebros el tiempo necesario, justo y apropiado para pensar y pasar el mal trago que significó para un cierto sector del fútbol español la formal despedida del exportero del Real Madrid de sus pasatiempos con el equipo nacional.
 
La etapa que se avecina en el seleccionado no contempla red de seguridad en el trabajo del cuerpo técnico que encabeza el ex del entrenador del Porto. Lopetegui tendrá que pasar exámenes a diario hasta que el equipo funcione. Los listones de medidas han quedado tan altos como bajo va quedando el prestigio que ha ido perdiendo España en los últimos torneos internacionales.

La fama merecidamente ganada ha ido en paralelo a la decadencia de algunos jugadores y en dirección contraria al juego reconocido de aquella escuadra de Luis Aragonés que llegó a asombrar al mundo en Sudáfrica 2010. Así es como hoy toca recomponer líneas y volver a ser la potencia futbolística que una Copa del Mundo y dos Copas de Europa le habían otorgado a la Selección de España con sobrada autoridad.
 
Vicente del Bosque ya ha quedado atrás, tanto como el recuerdo del fallecido Sabio de Hortaleza, y a partir de aquí sólo cuenta la ilusión por volver a deleitarnos con el fútbol de aquel entonces, aunque con ejecución en estos días en que se juzga sin piedad al de turno, eso no importa, el pueblo quiere pan y circo y hoy no tiene más que de lo segundo y, a propósito, bastante malo por cierto.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!