Desde su salida del Barcelona, Víctor Valdés ha venido a menos en su carrera como futbolista

Martín Onti: "El Noi de l´Hospitalet"

MADRID, España.- Hace ya mucho tiempo que quiero escribir sobre la fortuna que le ha tocado vivir a Víctor Valdés, el errante portero español que hoy se encuentra nuevamente sin equipo.

Mejor, y cariñosamente, conocido en el ambiente de Cataluña como "El noi de l´Hospitalet", por haber nacido en un nosocomio de este suburbio barcelonés, aunque él en realidad haya pertenecido a la cercana barriada de Gavá en el mismísimo Baix Llobregat, Víctor espera con la paciencia que le queda.

De familia zamorana, Valdés creció entre inmigrantes que se afincaron en los alrededores de la gran ciudad para una mejora económica que sus ancestros persiguieron procedentes de la Puebla de Sanabria, desde donde arribó su familia para establecerse en la prometedora y pujante Ciudad Condal.

Al amparo de las calles de L´Hospitalet de Llobregat, el pequeño Víctor tuvo la dicha de poder sumarse, con sólo 10 años de edad, a la disciplina del FC Barcelona para emigrar al poco tiempo, por razones familiares, a Tenerife y regresar tres años más tarde a la institución blaugrana para triunfar, finalmente, como el portero titular de un club que lo ganó todo con él como número ‘1’ indiscutido.

Sin embargo, cuando todo era el sueño realizado de cualquier chaval, peleándole inclusive el puesto a un gran Iker Casillas en el seleccionado Campeón de Europa y del Mundo, Valdés decidió ejecutar lo impensable en el momento menos propicio. Abandonar al Barça en pleno camino de definir su historia contemporánea, con una edad justa para explotar su experiencia al lado de sus amigos de casi siempre, y desafiar su suerte, fueron la peor decisión para un díscolo que no supo evaluar la verdadera situación por la que atravesaba.

Con la elección tomada de abandonar el equipo, se lesionó de gravedad ante el Celta de Vigo en el propio Camp Nou, y a pesar de tener la posibilidad de dar un paso atrás y pensar mejor, sin ira y sin soberbia, tamaño atrevimiento al cobijo de sus seguidores que persistían en olvidar su afrenta, se mantuvo en su postura arrogante y tomó el camino menos inteligente que hoy lamenta con absoluta seguridad.

Hoy, un paria al servicio no deseado del Manchester United que entrena Louis Van Gaal, tras su fallido intento de fichar por el Mónaco francés no bien dejar el Barça, Víctor Valdés ha sido desde su salida del club azulgrana un futbolista a la deriva de sus malas decisiones, que bien podría comenzar a escribir sus memorias con un punto final en el noroeste de Inglaterra.

 

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Gareth Bale pone a Gales más cerca de la Eurocopa

Hugo Sánchez critica la obesidad de un niño pobre

Seis partidos a André Villas-Boas por empujar a un árbitro
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!