Horarios

En el Barcelona, el triplete ha justificado muchas cosas

Martín Onti: El fin justifica los hechos

BARCELONA, España.- Siempre el perseguido fin obtenido de la manera que sea, justificará, aunque sea parcialmente, los medios empleados, y en el triunfo postrero se reflejarán los objetivos como logros que no admitirán la queja del enemigo. Así, con este triplete que consiguió el FC Barcelona de Luis Enrique Martínez, se tapan las pequeñas imperfecciones que durante la temporada ha mostrado la entidad azulgrana desestimando los inconvenientes que hicieron temblar al técnico asturiano en el banquillo y a algunos de sus jugadores resguardarse en la posibilidad del éxodo.

Las victorias siempre alisan las ásperas y puntiagudas aristas de los malentendidos que no se aclaran sino hasta las definiciones finales que arrojan fríamente las estadísticas, y en ello se basan los que deciden para sellar sus argumentos de batalla. 

En el caso de Josep María Bartomeu, presidente del Barça, esto le sirvió para sumar a su favor un nuevo y seguro mandato que nadie pone en duda tras la obtención de los tres títulos del conjunto culé. La cara opuesta es la de Dani Alves que no pudo mover ficha ganadora, más bien su ex mujer y actual representante, y debió ceder ante el plan presentado por la directiva blaugrana y aceptar las condiciones no tan lejanas. Un poco más de lo mismo pasó con el tema de Pedro Rodríguez, decían, ya con destino asignado a unos cuantos equipos de Inglaterra o Italia.

De tal manera, también podríamos hablar de la rapidez con que se mueve la directiva catalana en alargar el contrato del entrenador Luis Enrique, con muchos más méritos en el vestuario que en el campo de juego, y que nos da una idea del trabajo de intramuros que debió forjarse en Can Barça donde el estratega debe haber tenido que ceder, obviamente, un buen terreno en favor de esta ya firmada continuidad en el banquillo hasta el año 2017.

Acelerado, además, se siguió moviendo Bartomeu antes de despedirse temporalmente para presentarse a su asegurado próximo mandato, contratando a un buen lateral con proyección futbolística interesante. 

De esta manera Aleix Vidal ya queda atado al club, procedente del Sevilla, a sabiendas de que no podrá jugar hasta enero venidero por aquella sanción de la FIFA que pesa sobre el Barcelona bajo cumplimiento hasta el 2016 que, de no haber conseguido el triplete, hubiese abierto parámetros muy diferentes a los que se escriben en este artículo tras la catártica noche de Anoeta. 

Podéis seguirme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!