Horarios

Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST

Martín Onti: El Cope de la Radio

BARCELONA, España.- No vale que justo ahora tratemos de hacer leña del árbol caído, no se puede ir tan livianamente en contra de lo que se ha fomentado desde la tribuna de enfrente desde siempre en España. Que el Barcelona pida a la Comisión Antiviolencia que abra un expediente a los exjugadores Manolo Sanchis y Poli Rincón, al entender que ambos justificaron en unos comentarios radiofónicos en la Cadena COPE la patada que el madridista Isco propinó al azulgrana Neymar en el pasado clásico y que supuso la expulsión del futbolista del Real Madrid, me parece que es una proposición que debería rever los códigos que se manejan en el fútbol español antes de señalar culpables.

España y su fútbol, sobre todo en el aspecto deportivo, es un país que siempre ha acechado a un adversario transformándolo en archienemigo con críticas de calibre muy violento y ponzoñoso. Esto, no solamente comprende al Real Madrid y al Barcelona como sempiternos rivales, sino también a los clubes que luchan por mantener la hegemonía triunfalista en cada región.

 

Así, uno debe escuchar a menudo despotricar maliciosamente entre entidades de una misma región, o ciudad, y escucharles encaramarse al podio del odio para referirse hacia uno u otro directivo, técnico, jugador, o aficionados, desde un punto que en el fondo no pasa precisamente por el fútbol. 

No se hace raro, de este modo, escuchar cada tanto en los medios de comunicación en general, este tipo de enfrentamientos desprovistos de objetividad política y degenerada ésta, consecuentemente, en confrontación deportiva.

Por ello a gente como Manolo Sanchís y Poli Rincón, ex futbolistas devenidos a comentaristas de fútbol en medios embanderados con el conjunto que preside Florentino Pérez, se les permite expresarse libremente en contra de todo lo que sea ajeno al Real Madrid, inclusive aseverando con comentarios en primera persona que de haber estado sobre el terreno de juego, hubiesen hecho lo mismo en contra del brasileño Neymar para frenar la ‘insolencia’ del delantero blaugrana.

Puestos a razonar lo ocurrido en el clásico del Santiago Bernabéu, deberíamos preguntarnos más en profundidad el porqué de la permisividad de ataques frontales que desestabilizan el espectáculo que el fútbol debiera ser, y no parar hasta haber conseguido la convincente explicación de la verdad, una que no nos permita confundir el carácter episcopal del medio donde se hicieron tales comentarios.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Messi cree que Suárez merecía estar en el podio

Neymar celebra estar en el podio del Balón de Oro

Messi, mejor jugador de Liga; Cristiano, el de la afición

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!