Horarios

Florentino Pérez. Foto: EFE

Martín Onti: Don Francisco de Quevedo

MADRID, España.- Muy conocido es aquel poema de Don Francisco de Quevedo que bajo el título de ‘Poderoso caballero es Don Dinero’ alcanzó fama universal tras ser escrito en el Siglo de Oro español. El mismo trata con firmeza sobre los poderes y la influencia que el dinero ejerce en los humanos y la sociedad, describiendo a través de sus versos los privilegios sociales y la honorabilidad que otorga el mismo sin tener en cuenta los medios de su obtención, algo que ostensiblemente no ha cambiado con el paso del tiempo.
 
 
El célebre escritor madrileño reseñaba en aquellas seis estrofas la liviandad en el accionar de cierta gente que tomaba iniciativas basadas en el poder del dinero y, soslayadamente, en la servil recepción de quienes aceptaban esto, inclusive, a costa de perder su propia dignidad.
 
 
Mucho de los versos de aquel poema, me vienen a la memoria toda vez que me entero de cosas que suceden en el seno de una gran institución como es el Real Madrid, y por añadidura cercanas al fútbol.
 
 
La entidad que preside Florentino Pérez tiene un canal que se dedica a fomentar al club blanco y donde la programación enfoca enteramente a impulsar la expansión de la marca ‘Real Madrid’ como primordial mercadería. La promoción del equipo merengue se pregona desde cada segmento con la principal finalidad de hacer que el producto de la casa se transforme en rentable a cualquier costo.
 
 
Días pasados, en el control habitual del ‘rating’ de la televisión española, se comprobó que el programa estelar del canal blanco había comenzado a arrojar números preocupantes en la baja escala de una medición que no superaba el 0,3% del share. Dato difícilmente explicable en un canal con 30 millones de euros de financiación.
 
 
Es por ello que la astucia comercial de Florentino ha decidido volver a tirar de cartera y tratar de dar un giro lo suficientemente drástico como para que la inversión, y el poder de su dinero, conviertan una situación decadente en un éxito convincente probando con cambios en la grilla del canal cueste la cabeza de quien cueste.
 
 
Un personaje de la televisión local, reconocible por su indiscutible y ‘forofa’ afinidad a los colores blancos, muy cercano al núcleo servicial del Sr. Pérez, ha recibido el ofrecimiento para hacerse cargo del programa en cuestión y fortalecer una línea dura y más partidaria aún en su programa estrella, donde una audiencia en retirada muestra una decencia deportiva que el mandamás merengue no digiere e intenta revertir a golpe de talonario.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!