Horarios

Sáb.Ene.16 5:00 PM EST
Las lesiones y la excesiva carga de partidos les está cobrando factura al Barcelona y al Real Madrid. Foto: Getty Images

Martín Onti: Caprichos del Calendario

MADRID, España.- En un domingo aciago para madrileños y catalanes, ambos dieron, ante el Eibar y el Celta de Vigo respectivamente, señales de que algo anda mal en la organización de los calendarios del fútbol mundial, y aunque haga hincapié en esta Liga no me refiero sólo al balompié español.

Sin desmerecer a los conjuntos entrenados por José Luis Mendilibar y Eduardo Berizzo, deberíamos centrarnos en la historia para demandar a través de nuestra crítica a los verdaderos culpables de la destrucción del juego en su más recóndito origen.

No vendría mal apoyarnos en la importancia que tienen los beneficios comerciales que depara el espectáculo por sobre la sanidad física de los protagonistas, pasados éstos a una categoría secundaria en el negocio que es hoy el fútbol, para señalar una realidad a la que no se puede escapar a menos que estemos en un país de ciegos que ni siquiera les interesa tantear el volumen de los hechos para palpar la magnitud del horror.

Con mencionar que apenas se ha cumplido la séptima jornada de la liga española; que estamos recién en el inicio de la primera fase de la Champions League; con las eliminatorias para la próxima Copa del Mundo en Rusia 2018 en paños menores; y sin comentar que no se han jugado todavía partidos de la Copa del Rey, dejaríamos zanjado el tema y señalados a los directos culpables de lo que ocurre.

Sólo por mencionar a los dos equipos más representativos quizás del mundo, con permiso de no más de un puñado adicional, el Real Madrid y el Barcelona acusan el cansancio de unas exigencias que el almanaque no perdona en términos de lesiones que provocan la merma en el funcionamiento físico y mental de sus hombres.

La lista de jugadores disminuidos atléticamente, lesionados, y hastiados de tan demandante calendario futbolístico como Cristiano Ronaldo, Luka Modric, James Rodríguez y Casemiro en el equipo blanco contra los Andrés Iniesta, Lionel Messi, Samuel Umtiti y Sergio Busquets en la escuadra azulgrana – por mencionar sólo a los más dañados- nos da la verdadera e indiscutible pauta de que algo no funciona correctamente en el fútbol europeo y que, por desgracia, la presión mercantil a que aquellos están sometidos pesa más que la consideración humana.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!