Horarios

Martín Onti: Bendita misantropía

MADRID, España.- Ya en la Modernidad, según la tradición escéptica, al mundo se le considera un hospital de locos poblado de existencias insensatas e incurables, y así, no es nada extraño que Cristiano Ronaldo opine que necesita casi imperiosamente de una suerte de misantropía ajena para sobrevivir en ese aparente universo de dolor en el que tan a gusto él se siente.
 
Es evidente que no podría ponerme en su piel, pero, sí tratar de comprender el sentimiento del atacante portugués desde tal peculiaridad. Para ello, y tirando un tanto de su historia personal pronto entenderíamos las razones por las cuales pregona palabras que serían sólo silencios prolongados en boca de cualquier otra persona con sentimientos terrenales. 
 
 
Para emitir un juicio justo desde el análisis de las expresiones del delantero luso del Real Madrid, habría que remontarse, quizás, a la dura infancia en su natal Madeira y desenhebrar cada paso de su niñez no resuelta para comprender, justificar y avalar su comportamiento cuando dice que ‘necesita del odio de la gente para ser quien es’, de esa especie de odio humano que parece alimentar su ego constantemente.
 
Viene a ser así, que Cristiano Ronaldo se convierte en dueño y esclavo de sus palabras cuando suplica la justificada, o no, aversión de los aficionados adversarios para que le ayuden con su odio a poder ser quien el verdaderamente quiere ser: El mejor Futbolista del Mundo.
 
A juzgar por lo visto este pasado fin de semana en Mendizorroza, donde el Real Madrid dio fácil cuenta del Alavés con un nuevo ‘hat-trick’ del temible goleador, la fórmula es la adecuada para hacer que CR7 se sienta feliz, convierta goles y aspire a la obtención de un nuevo Balón de Oro. Esto, en el apartado deportivo… en el humano, no me atrevería a afirmar lo mismo.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!