Martín Onti: Así también es el fútbol

MADRID, España.- José María Gutiérrez, alias ‘Guti’, así conocido desde siempre en el mundo del fútbol y ex jugador del Real Madrid, decidió poner en perspectiva un grave problema que aqueja también a los futbolistas. Los síntomas de las situaciones patológicas a los que también están expuestos quienes practican un deporte, no deben quedar fuera del análisis que concienzudamente se debe realizar en cada institución para salvaguardar al ser humano.
 
El ex jugador madridista, con quien no concuerdo en muchos otros aspectos de su forma de pensar y actuar, admitió en un programa mediático español haber consumido antidepresivos para combatir la falta de estímulos propios que un futbolista debería tener desarrollados al cien por ciento toda vez que salta a un terreno de juego. Siendo sus motivos, los explayados por Guti, la separación de su ex mujer, uno se ve obligado a pensar y hacer comparaciones con lo que podría estar sucediéndole a Cristiano Ronaldo tras la separación de su ex novia, la modelo rusa Irina Shayk.
 
Con esto, y sin entrar en demasiados detalles justificativos o inquisidores, uno debe tomar una distancia prudencial y juzgar desde un punto equidistante de la realidad, para aclarar entre esos puntos si es prudente hacer justicia laboral o si simplemente el sentido lúdico es el que debe primar sin hurgar demasiado en el dolor.
 
Como a Guti le pasó en muchas ocasiones durante su ‘proceso curativo’, uno se atreve a sospechar que en nada difiere hoy del sentimiento que debe embargar al delantero portugués, quien no ha vuelto a ser nuevamente aquel temible depredador de porterías adversarias que se apagó con la entrega de su tercer FIFA Balón de Oro; ese ansiado trofeo que le entregaron hace muy poco en Zúrich, justo el día posterior a su ruptura sentimental.
 
Ha habido en la historia de este deporte, en general, muchos casos similares de futbolistas que han claudicado emocionalmente a separaciones y conflictos personales, y han debido seguir actuando porque ‘el espectáculo debe continuar’ sin importar que el actor principal se hunda en su propia miseria humana.
 
Así también se las trae el fútbol, no hay diferencias con el antiguo circo romano y en esa confusión, nadie sabe verdaderamente quién termina siendo la más cruel de las bestias. 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!