Horarios

Mar.Ago.04 12:00 AM EDT
Mié.Ago.05 12:00 AM EDT
Jue.Ago.06 12:00 AM EDT
Sáb.Ago.08 12:00 AM EDT
Mar.Ago.11 12:00 AM EDT
Mié.Ago.12 12:00 AM EDT
Vie.Ago.14 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.12 12:00 AM EDT

San Sebastián (España), 13 dic (EFE).- La Real Sociedad, tras su sonora derrota la pasada jornada ante el Villarreal (4-0), busca puntos que le separen del descenso en el derbi de la liga española que disputa mañana contra el Athletic de Ernesto Valverde, quien todavía no ha ganado como técnico con ninguno de sus equipos en el estadio de Anoeta.

Los donostiarras, después de unos partidos aseados, coincidentes con el cambio en el banquillo y en los que parecían haber encontrado por fin la solvencia defensiva, tiraron todo su crédito por la borda hace una semana en El Madrigal.

David Moyes tiene mucho trabajo por delante si quiere colocar a los guipuzcoanos en el lugar que por plantilla y presupuesto les corresponde, aunque para ello tiene el inconveniente de las lesiones de jugadores muy importantes que se perderán la gran cita del fútbol vasco.

No estarán en la convocatoria hombres como Gorka Elustondo, Joseba Zaldua o Imanol Agirretxe, lo que compromete y mucho los planes del exentrenador del Manchester United.

El once titular que presente la Real tendrá que ser muy diferente al de Villarreal y los cambios podrían producirse ya en la portería, después de la desafortunada noche que tuvo Zubikarai. El argentino Gero Rulli podría debutar en liga.

La defensa no presenta muchas dudas y que con tres zagueros en el dique seco se limitan considerablemente las posibilidades de elección.

Aunque ha trabajado Moyes a puerta cerrada la preparación de este partido se intuyen también algunos cambios del centro del campo hacia adelante, con la entrada de Jon Gaztañaga y posiblemente Chory Castro como acompañante de Carlos Vela.

El Athletic Club intentará por su parte, retomar en Anoeta la remontada hacia las posiciones europeas que detuvo la última jornada el Córdoba en San Mamés, una recuperación que le llevó a sumar 14 de 18 puntos posibles después de verse en puestos de descenso y que frenó el conjunto andaluz con su primera victoria de la temporada.

El conjunto bilbaíno, no obstante, llegará al más clásico de los derbis vascos ya recuperado del varapalo sufrido frente al por entonces colista de la Liga BBVA después de haber ganado el miércoles en Liga de Campeones y haber certificado contra el BATE Borisov su presencia en la Liga Europa.

Ese 2-0 ante el conjunto bielorruso endulzó al Athletic la amarga eliminación ya conocida desde hacía un mes de una Champions League en la que no ha respondido como esperaba y que, tras el heroico pase a la Fase de Grupos firmado ante el Nápoles, le ha supuesto más una frustración que la satisfacción de verse en el máximo nivel.

Pero el triunfo ante el BATE, incontestable a pesar de lo escaso del marcador frente al rival más goleado de la competición, le ha dado un nuevo impulso tras una semana en la que, además de caer ante el Córdoba, a punto estuvo de sufrir un serio disgusto en Alcoi en el arranque copero del curso.

Contra los bielorrusos el equipo de Ernesto Valverde completó un encuentro más que sólido en defensa y al menos insistente en un ataque que no acaba de dar con la fórmula no ya de marcar goles con fluidez sino incluso de generar ocasiones que los propicien.

Precisamente en esa faceta, el Athletic recibió en los últimos minutos del encuentro del miércoles la buena noticia de la recuperación de Aritz Aduriz, del que este año es dependiente como pocas veces se recuerda en Bilbao respecto a un jugador concreto.

Con su ariete titular, que suma 8 de los 22 goles que lleva su equipo esta temporada en todas las competiciones, 5 de los 12 de Liga, el conjunto vizcaíno es más poderosos y, sobre todo, se siente más seguro.

Además de a Aduriz, Valverde podría poner mañana sobre el terreno de juego de Anoeta a todo su equipo tipo de esta temporada, al que también regresarían Beñat Etxebarria, baja el miércoles por lesión, e Iker Muniain, que dejó sitio a Ibai Gómez frente al BATE.

Quien no jugará será un clásico en los derbis en la última década, Andoni Iraola, que se lesionó en ese último partido y cuya baja, que se suma a la de Xabi Etxeita, obligará a Oscar de Marcos a volver a retrasarse al lateral derecho, donde está siendo titular en la mayoría de los partidos.

Alineaciones probables

Real Sociedad: Rulli; Carlos Martínez, Ansotegi, Iñigo Martínez, De la Bella; Gaztañaga, Granero, Xabi Prieto; Chory Castro, Finnbogason y Carlos Vela.

Athletic: Iraizoz; De Marcos, San José, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Rico, Beñat; Susaeta, Aduriz y Muniain

Árbitro: Fernández Borbalán. (Comité Andaluz)

Estadio. Anoeta. 20:00 horas GMT.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[