La pretemporada en Europa: tiempo de pruebas

MADRID, España.- Hay que comprender a las pretemporadas más que como un tiempo de exigencias, como una etapa de pruebas. No podemos atrevernos a sacar conclusiones rápidas por lo que vemos en esos amistosos internacionales en los cuales lo único claro que deberíamos contemplar es la capacidad de algunos futbolistas para adaptarse al rigor de los preparadores físicos de cara a lo que se avecinará durante la devastadora temporada por llegar.
 
En este ciclo del verano europeo, los grandes equipos deben someterse no sólo a la puesta a punto atlética sino además a la ambientación a distintos viajes, a las concentraciones en otros lugares donde no están habituados a estar sin sus familias, lejos de sus entornos acostumbrados, porque ello incide en sus estados anímicos potenciando su productividad futbolística posterior y fortalecimiento de su actitud mental.
 
Teniendo en cuenta esto, recién entonces, uno debería analizar, con una postura global, los rendimientos para esta parte del proceso que se inicia con los encuentros de carácter amistoso, que continúa con el inicio de la Liga y va extendiéndose hasta los torneos internacionales como las copas europeas y partidos de selecciones nacionales para quienes tengan esa alternativa en donde quiera que les corresponda.
 
Hasta el momento hemos tenido la oportunidad de ver en acción a escuadras en esta tesitura. Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla, sólo por nombrar a algunas entidades del fútbol español, han ido mostrando lo que se puede esperar de ellos durante la temporada por venir. 
 
Hemos podido ver las duras sesiones físicas a la que son sometidos los jugadores sin importar, en el fondo, qué tipo de respuesta táctica y técnica puedan demostrar en los cotejos de pretemporada. Lo más importante es la resistencia a los esfuerzos que pueda permitir un almacenaje de energía que soporte la 'eterna' campaña que les espera hasta el próximo mayo-junio en que van concluyendo las competiciones correspondientes.
 
A medida que se vaya acercando el comienzo de los torneos locales, la óptica analítica ya no tendrá la concepción del aspecto físico como demanda prioritaria, todos sabemos eso, y a partir de entonces el foco pasará a ser el balón y la aplicación de los sistemas de juego. Hasta esa instancia debemos comprender que los estrategas quedan en una posición secundaria y que los dueños del 'cotorro' son los preparadores físicos.
 
Estamos en etapa de pruebas y, en ella, cada aspecto de la preparación mantiene una importancia que desde la crítica periodística no podemos ignorar. La visión del todo empieza con el tedio obligatorio del esfuerzo atlético, luego vendrá el capítulo futbolístico y allí la situación admitirá otros puntos de vista.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!