Horarios

La ilusión vuelve con Zidane

Madrid, 9 ene (EFE).- El Real Madrid se contagió de la ilusión despertada por la llegada al banquillo de Zinedine Zidane y se impuso con comodidad al Deportivo de La Coruña por 5-0 en el que fue un plácido debut como técnico del primer equipo para el francés.

La expectativa por su aparición ya podía sentirse desde los prolegómenos del duelo. Bastaba con pasarse por la tienda oficial para ver un resucitado interés por adquirir la elástica del club con el cinco a la espalda y su nombre.

Dicha camiseta, cuyo dorsal no luce actualmente ningún jugador tras dejarlo vacante en verano el portugués Fabio Coentrao cuando se marchó al Mónaco, resultó la gran triunfadora de la jornada en cuanto a ventas.

Fue el anticipo de una fiesta de recibimiento en la que el papel estaba agotado. El mismo público que le despedía con honores el 7 de mayo de 2006 tras un duelo contra el Villarreal, último como jugador blanco, quería apoyarle incondicionalmente en su nueva faceta.

Hasta llegar a su actual puesto, un proceso de aprendizaje que comenzó trabajando mano a mano con el italiano Carlo Ancelotti en la conquista de la décima Copa de Europa y que siguió puliendo a los jóvenes valores del Castilla en la siempre complicada Segunda División B.

Ascendido a su nuevo cargo tras la salida de Benítez, la primera muestra de afecto desde la grada llegó cuando por la megafonía se hicieron públicas las alineaciones. La sonora ovación que se escuchó tras su nombre supuso un contraste con los pitos en los últimos encuentros a su predecesor. Además, se emitió un vídeo con alguna de sus mejores acciones con el balón en los pies.

Finalmente Zizou salió del túnel de vestuarios junto al resto del plantel para toparse de frente con el denso muro de fotógrafos que le aguardaba sobre el césped. Vestido con traje y corbata, se puso en pie desde el pitido inicial para dar instrucciones a los suyos.

De hecho, en la primera parte apenas se sentó en los instantes previos al primer tanto, obra de Benzema. A continuación volvió a incorporarse, incluso bajo la lluvia, equipado con un chubasquero en la segunda mitad, para seguir de cerca las evoluciones de un equipo que agradó al público.

Durante el desarrollo del partido el pesimismo de las jornadas anteriores tornó en esperanza y los aplausos hicieron acto de presencia. Incluso se pudo escuchar algún cántico dedicado al entrenador, cuyo legado como futbolista y su gol en la novena Copa de Europa aún no se ha olvidado.

Así terminó una tarde que la leyenda gala no olvidará fácilmente. Por delante, muchos retos de futuro y una historia por escribir. El convincente triunfo ante el Deportivo permite que la primera letra sea en mayúscula.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!