Horarios

La extensión de la cubierta de San Mamés costará 12,6 millones de euros

Bilbao, 12 abr (EFE).- La extensión de la cubierta de San Mamés, cuyas obras comenzarán el próximo 16 de mayo, tendrán un coste de 12,6 millones de euros y un plazo de ejecución de tres meses desde su inicio hasta que pueda utilizarse el estadio, aunque no estará totalmente finalizada hasta el 23 de septiembre.

El secretario de la junta directiva del Athletic, Javier Aldazabal; el vicepresidente, José Ángel Corres; y el director general, Jon Berasategi, han sido los encargados de detallar en conferencia de prensa los pormenores de una construcción con la que se pretende paliar el problema de los aficionados que se mojan cuando llueve.

Aldazabal ha explicado que el alargamiento de la visera, aunque "no al 100%", es la "solución más eficaz" de todas las alternativas barajadas ya que reduce el actual hueco "en un 55%" y supone por ello una "mejoría notable" que puede reducir "de un 60 a un 70%" el número de personas que se mojen.

"Es un estadio abierto y entra agua y además viento. Mientras sea un estadio abierto va a haber posibilidades de que haya gente que se moje", ha aclarado el directivo antes de destacar además que esta opción "se puede hacer en un periodo relativamente corto, de unos tres meses, y no provoca una afección urbanística al entorno".

Corres, por su parte, ha informado que la empresa alemana Pfeifer será la encargada de fabricar la estructura de cables necesaria que posteriormente empleará la adjudicataria, Inbisa Construcción (BYCO, S.A.), para completar el proyecto.

El coste exacto de la obra es de 12.663.566,20 euros, incluyendo los trabajos de las dos empresas, lo que supone "un incremento sustancial" respecto a la primera estimación de 10,1 millones debido, según el vicepresidente, "a la complejidad del proyecto".

Este importe, como ya avanzó hace unos meses el presidente, Josu Urrutia, será íntegramente asumido por el Athletic como ya se lo ha trasladado oficialmente al resto de socios de 'San Mamés Barria' (Gobierno Vasco, Diputación Foral de Bizkaia, Ayuntamiento de Bilbao y Kutxabank).

"Entendemos que la obra mejora el valor del estadio y aspiramos a que 'San Mamés Barria' nos reconozca de alguna manera este esfuerzo", ha señalado Aldazabal cuestionado sobre un posible aumento de la cuota de participación del Athletic en la sociedad propietaria del estadio.

Por su parte, Berasategi ha incidido en la intención del club de "ser escrupulosos con los plazos" de la obra, cuyos trabajos previos de refuerzo de las estructuras comenzaron ayer, lunes, y se extenderán hasta el 15 de mayo con la colocación de andamios y la retirada de los cojines de EFTE de la cubierta.

En esa fecha se realizará el análisis que confirmará que se van a poder cumplir los plazos establecidos y, tras ese visto bueno, el 16, un día más tarde el último partido de Liga, contra el Sevilla, comenzarán los trabajos.

El plan prevé que el 20 de julio se libere el terreno de juego y que el 11 de agosto esté instalado el nuevo césped. Desde entonces y hasta el 23 de septiembre se procederá a los remates y a la reposición de los cojines, aunque el campo podría ya utilizarse.

Las obras provocarán además que el Bilbao Athletic dispute sus dos últimos partidos de liga como local de esta temporada, frente al Alavés (25 de mayo) y Tenerife (6 de junio), en el campo de Lasesarre, en Barakaldo.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!