Horarios

Mar.Jul.07 12:00 AM EDT
Mié.Jul.08 12:00 AM EDT
Jue.Jul.09 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.11 12:00 AM EDT
Mar.Jul.14 12:00 AM EDT
Mié.Jul.15 12:00 AM EDT
Jue.Jul.16 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.18 12:00 AM EDT

San Sebastián, 8 dic (EFE).- La cuarta gran goleada encajada por la Real Sociedad en 2014, esta frente al Villarreal (4-0), ha difuminado el "efecto David Moyes", el nuevo entrenador de un conjunto que desde la llegada del escocés, hace un mes, había iniciado una tímida recuperación al mantener su portería imbatida.

Los cuatro goles anotados por el Villarreal, equipo que el pasado 13 de enero ya endosó un 5-1 a los realistas en El Madrigal, llegaron además acompañados de una floja imagen del conjunto donostiarra.

Además de las dos goleadas logradas este año por el conjunto castellonense, la Real también cayó en febrero en casa ante el Atlético de Madrid (4-0) y (0-4) frente al Real Madrid en Anoeta, en el mes de abril.

Hasta ahora, lo más valorado del cambio en el banquillo y la presencia del exentrenador del Everton y del Manchester United había sido el freno que el equipo puso a una sangría de goles que había situado a los guipuzcoanos como uno de los peores equipos de la categoría en defensa.

Hasta la décima jornada, la Real encajó tantos en todos los encuentros y se había visto obligada a remontar en el 80 % de los partidos disputados.

El fichaje de Moyes acabó de raíz con los problemas atrás y la Real sumó más de 270 minutos sin encajar un gol, tras acabar con la portería a cero ante el Deportivo y Elche en la Liga, y contra el Oviedo en la Copa del Rey.

Sin embargo, en El Madrigal todo este crédito se fue por la borda en una segunda parte que posiblemente haya sido de lo peor del equipo en todo el año.

Los donostiarras preparan ya el próximo partido ante el Athletic de Bilbao que, según el resultado, podría revitalizar sus ánimos o suponer una losa para las jornadas venideras.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[