Horarios

Illarra: Cuando salí era un chico de la cantera, ahora me ven como un fichaje

San Sebastián, 28 dic (EFE).- El jugador de la Real Sociedad y ex futbolista del Real Madrid Asier Illarramendi ha dicho hoy que, cuando salió del conjunto donostiarra para jugar en el club blanco, era percibido por los aficionados donostiarras como "un chico de la cantera", mientras que ahora, tras su vuelta, lo ven "como un fichaje".

"Creo que toda la gente me ve como un fichaje, me meterá más presión y yo también me meto más presión", dice el realista en una entrevista concedida al portal de La Liga en internet, en la que, desde su Mutriku (Gipuzkoa) natal, analiza su nueva etapa en el conjunto donostiarra, días antes de enfrentarse a los blancos en el Bernabéu.

El centrocampista vasco recuerda que, tras dos temporadas en el Real Madrid, se encontraba "a gusto" en la capital, porque ya se había "hecho a la ciudad" y tenía su propia "cuadrilla" de amigos, pero vio que allí las "puertas" se le "cerraban" y cuando "salió" la opción de regresar a la Real Sociedad no dudó "en ningún momento".

Para él, volver a casa fue un momento bonito: "vestirme otra vez de la Real, jugar en Anoeta, la gente apoyándome", recuerda el jugador.

Illarramendi no oculta que echa de menos algunas cosas de la capital española "que no te da Mutriku", si bien se apresura a añadir que su localidad natal "también te da otras cosas que no te da Madrid". "No se puede tener todo en esta vida", bromea el jugador en la entrevista.

Respecto al entrenador realista, Eusebio Sacristán, quien recientemente sustituyó al escocés David Moyes en el banquillo blanquiazul, asegura que se trata de un técnico "bastante cercano", que "habla con todos" y explica a los futbolistas "lo que él quiere".

"A los jugadores nos gusta su idea de juego, estamos mejorando, y los resultados tienen que llegar. A ver si entre todos sacamos esto adelante", señala Illarramendi, quien desvela también que, en lo personal y profesional, sus dos años en Madrid le han servido para madurar "un poco más".

Sobre la posibilidad de hacerse con la capitanía txuriurdin, el futbolista admite que "sería bonito coger el brazalete de la Real algún día". "¡Ojalá! Pero todavía soy joven y quedan muchos compañeros que tienen que pasar por ahí. Yo todavía estoy a la cola", aclara el mutrikuarra.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!