CÓRDOBA, España. - El japonés Mike Havenaar es uno de los tres jugadores que ocupa plaza de extranjero en el Córdoba porque, al contrario de lo que se pensaba, no tiene pasaporte comunitario, como le ocurre al brasileño Ryder Matos, que dijo tenerlo como italiano.

El padre de Havennar es holandés y en las últimas temporadas ha jugado en la liga neerlandesa, en el Vitesse, pero no tiene esa nacionalidad, como ha confirmado la entidad cordobesista a Efe, por lo que el próximo mes tendrá que obtener el visado definitivo para poder continuar trabajando en España.

Havenaar, que llegó libre y firmó por tres temporadas, es el segundo jugador del actual plantel, por detrás del argentino Fede Cartabia, con mayor valor de mercado, al rondar los tres millones de euros.

Sin embargo, el nipón no ha entrado en las últimas seis convocatorias y fue el único futbolista del primer equipo que no jugó ni un minuto en el amistoso del pasado viernes en La Rosaleda ante el Málaga (0-2), primer encuentro al que fue citado por el técnico Miroslav Djukic.

El japonés sólo jugó los cinco primeros partidos del campeonato, cuando el técnico era Albert Ferrer, que fue quien recomendó su contratación, sumando con el entrenador catalán 292 minutos repartidos entre los primeros cuatro encuentros en los que fue titular y el último disputado en Valencia como suplente, en los que no marcó y vio una tarjeta amarilla.

Desde Holanda, el digital Voetbal Internacional ha apuntado que la razón por la que Havenaar no juega no es técnica, sino por asuntos burocráticos con su visado, y que aún no puede disfrutar de su licencia definitiva en el Córdoba por una causa especial, aunque desde la entidad blanquiverde se ha asegurado a Efe que no hay problemas con el visado.

El segundo extracomunitario del Córdoba es el brasileño Ryder Matos, que cuando el pasado verano pasó el reconocimiento médico aseguró poseer pasaporte comunitario al llegar cedido por la Fiorentina, pero el Córdoba ha revelado ahora que no es así.

Incluso Matos debutó el pasado viernes con la sub 21 de Brasil en en una gira asiática ante Australia (2-2), para hoy ser titular y marcar en el triunfo (3-0) de los brasileños ante Corea del Sur.

Con todo, el centrocampista es el que peor registros de los tres extranjeros presentan, porque además de no marcar sólo jugó tres partidos, dos de ellos como titular, para sumar únicamente 145 minutos de juego.

El tercer extranjero del Córdoba es el uruguayo Adrián Gunino, cedido por el Atlético Fénix de su país, que ha sumado 720 minutos tras jugar ocho partidos como titular.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[