Horarios

Sáb.Ene.16 5:00 PM EST
MADRID, España. - Si todos se divierten con elucubraciones hipotéticas, no veo la razón para no hacerlo nosotros y ejercitar nuestra imaginación, con lo que podría entrar en el campo de la relatividad y terminar siendo toda una realidad a la que habría que adaptarse rápido, tan rápido como al vértigo que impone el negocio del fútbol en estos tiempos contemporáneos.
 
Desde la posibilidad, remota o no, de que Joan Laporta pueda asumir la presidencia del FC Barcelona en las próximas elecciones de la entidad catalana, se han puesto sobre la mesa de las bases con las que el ex mandatario culé llegaría de nueva cuenta a Camp Barça, una serie de presunciones que le darían vía verde al arribo de ‘Mr. Fiestas’ a la institución azulgrana.
 
Una cierta reunión de Laporta con Jorge Mendes, representante de Cristiano Ronaldo, hacían presumir la inquietante y lejana posibilidad de que el 2º portugués más despreciado en la Ciudad Condal, pudiese arribar al Barcelona de la mano del bueno de Joan. Algo que para los incrédulos aficionados que les encanta hacerse ‘pájaras’ de la nada, cerraba por los cuatro costados de sus volátiles imaginaciones y les provocaba, seguramente, una especie de orgasmo lúdico al armar de memoria una delantera con CR7 entre los ofensivos con que hoy cuenta la casa.
 
Pero, no todo tiene una única dirección, y para ello, la réplica al desvarío llegaba desde la capital del reino, donde la parafernalia mediática comenzaba a atizar a quien se le cruzara en el camino para revolucionar más aún la loca idea de un cambio de ‘figuritas’, o por qué no, para engrandecer el poder actual del Real Madrid con la contratación de un ‘polémico’ Lionel Messi para el conjunto de Carlo Ancelotti.
 
De todas maneras, y como todo es relatividad en el fútbol, inclusive el final de los partidos con el marcador cerrado, la alternativa de que ambos jueguen bajo una misma camiseta no debiéramos verla posible, simplemente porque al negocio en este deporte no se vería remunerado de manera que siga siendo conveniencia para los que manejan el cotorro. Lo cual, sólo deja como plausible la sugerencia de un cambio de divisas… y con muchas dudas para dar esta alternativa como factible.
 
¿Quién se imagina un Barcelona sin Messi y con Cristiano Ronaldo de buque insignia, y viceversa, con la misma utopía montada en el Real Madrid?
 
Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[