El Valencia agudiza su crítica situación en un duro calendario final de Liga

Valencia, 3 abr (EFE).- La derrota sufrida por el Valencia en Las Palmas (2-1) ha agudizado la crítica situación deportiva que atraviesa el club de Mestalla cuando le restan siete jornadas para concluir el campeonato de Liga en las que debe afrontar un duro calendario final.

Tras la disputa de la jornada 31 el Valencia es decimoquinto en la clasificación con 34 puntos, seis más que los que cuenta el Getafe, que es el equipo que marca la zona de descenso en estos momentos.

Ante esta delicada situación el Valencia debe afrontar un complicado calendario que hará que rivales de la talla del Sevilla (jornada 32) o el Villarreal (j.36), equipos que pugnan por la cuarta plaza, deban visitar Mestalla en estas jornadas.

Del mismo modo, el equipo de Pako Ayestarán debe rendir visita al Barcelona (j.33) y Real Madrid (j.37), los dos grandes del fútbol español y que presentan números estratosféricos en su campo.

Dentro de estos duros escollos que se encontrará el Valencia en su camino por hacerse con seis puntos que le permitan alcanzar los 40 que le podrían cerrar la permanencia, también deberán medirse al Eibar (jornada 34) en Mestalla y visitar al Getafe (j.35) en dos encuentros que se antojan vitales para los valencianistas.

Además, en la última jornada de competición el Valencia se enfrentará en Mestalla a la Real Sociedad, un rival que en la actualidad cuenta con un punto más que los valencianistas.

El pesimismo que se ha instalado en el entorno valencianista está justificado por la endeblez de un equipo que ha encadenado cuatro derrotas en las últimas jornadas de Liga disputadas, una circunstancia que no sucedía desde la Liga 07-08, con Ronald Koeman de entrenador en una Liga en la que el Valencia también merodeó la zona de descenso.

Desde que el Valencia ganó en Málaga (1-2) en la jornada 27 ha perdido de forma consecutiva con el Atlético de Madrid (1-3), Levante (1-0), Celta (0-2) y Las Palmas (2-1), en una racha en la que el técnico Gary Neville se quedó en el camino y asumió las riendas del equipo Paco Ayestarán.

A ello se une el hecho de que para encontrar un balance peor que el actual de ocho victorias, diez empates y trece derrotas en 31 partidos de Liga disputados hay que remontarse a la campaña 85-86, en la que el equipo de Mestalla descendió a Segunda.

Con todos estos ingredientes el Valencia afronta un agónico final de Liga que empezará el próximo domingo ante el Sevilla en Mestalla en un duelo que para los sevillistas puede ser vital para no descolgarse de la lucha por la cuarta plaza que mantiene con Villarreal y Celta.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!