Horarios

El Real Madrid de Zidane se apaga y da un paso atrás

MADRID, España.- Es cierto que no ha perdido ningún partido, que ha habido juegos con goleadas categóricas, y que sigue en carrera camino al sueño de conseguir la undécima Copa de Europa. Sin embargo, los números verdaderos de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid como técnico son un fracaso rotundo.

El deslucido empate ante el Málaga en la Liga pone en entredicho una vez más la decisión de Florentino Pérez, el presidente de la entidad de Chamartín, de haber contratado a un hombre que no ha demostrado en ningún banquillo que fuese competitivo. Muy lejos de su figura como jugador, Zidane vestido de civil da una impresión de marcada debilidad para dirigir a un equipo con ínfulas de campeón.

Cada cotejo dirigido por el francés ha sido una prueba de su inoperancia como estratega, incluso el más representativo jugado por la Champions League ante la Roma italiana, donde el acierto de Cristiano Ronaldo y la pobreza futbolística del adversario le sirvieron para obtener un triunfo y ganarle tiempo a la agudeza de la crítica.

Ante el conjunto malacitano, Zidane quedó al descubierto porque pudo haber elegido alternativas de planteos de juego que muchos entrenadores ven con tiempo para anticiparse al descalabro que se presentía, sobre todo ante un rival tan falto de bondades ofensivas. Pero no, prefirió quedarse en el esquema irreverente de su propuesta y no arriesgar con cambios que el mismo encuentro exigía a voces.

 

Una defensa muy maltrecha, que si bien hereda de la era Benítez, no tenía solidez ni siquiera con tres medios de tendencia defensiva por delante de ella. Kovacic, Modric y Kroos fueron una línea plana y fija sin balance para ayudar a Isco en ataque, y el cansancio de ida y vuelta constante de Marcelo y Carvajal no redituaba ofensivamente como Zidane imaginó. Sólo Keylor Navas marcaba diferencias, y eso habla de las fáciles llegadas del Málaga por errores del sistema de Zizou en los flancos –el gol del conjunto andaluz lo retrata a la perfección. Un central con desborde por la zona de Carvajal y el otro que marca el empate por la zona de Marcelo-.

La Liga parece estar perdida una temporada más para el Real Madrid, y ya van muchas decepciones para el estoico aficionado blanco. A riesgo de ser un muy mal agorero para la institución del señor Pérez, mis recomendaciones no irían en apoyo a su política de malgastar el dinero y sí por la de invertir en un buen y consolidado estratega, que es lo que siempre requiere uno de los mejores equipos de mundo.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!