Horarios

Sáb.Jul.04 12:00 AM EDT
Mar.Jul.07 12:00 AM EDT
Mié.Jul.08 12:00 AM EDT
Jue.Jul.09 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.11 12:00 AM EDT
Mar.Jul.14 12:00 AM EDT
Mié.Jul.15 12:00 AM EDT
Jue.Jul.16 12:00 AM EDT

Córdoba, 18 dic (EFE).- El presidente de honor del Córdoba CF, Rafael Campanero, dirigente de la entidad hace 42 años, ha desvelado a Efe que el Real Madrid abonó 100.000 pesetas a cada jugador blanquiverde por ganar al Barcelona (1-0) en la penúltima jornada de la temporada 1971-72, lo que dio el título de liga a los merengues.

El Córdoba volverá a jugar este sábado en el Camp Nou en Liga después de 42 años y, con motivo de su vuelta, Efe ha reunido a dos protagonistas de aquel último FC Barcelona-Córdoba: su mandatario, Rafael Campanero, y uno de los capitanes de aquel plantel, Pepe Escalante.

Campanero, a sus 88 años, recuerda con nostalgia aquellos dos últimos partidos ante el Barcelona en Primera, "sobre todo el de El Arcángel", que significó que el Real Madrid ganara el campeonato de aquella temporada 1971-72 gracias a la victoria (1-0) del Córdoba, que ya estaba descendido matemáticamente.

En el Camp Nou, los culés ganaron 4-1, razón más que suficiente para "no querer acordarse de aquel partido", ha bromeado Campanero, quien con lo único que se queda es con que marcó Fermín, aquel centrocampista cedido por el Real Madrid que acabaría por ajusticiar a los blaugrana un 7 de mayo de 1972 en la penúltima jornada del campeonato para dar la liga a los merengues.

"Aquella temporada solo fui al Vicente Calderón. Yo no solía viajar, pero le di muchos ánimos a mis jugadores antes de partir hacia Barcelona porque sabíamos que esperaba un partido muy difícil", ha manifestado Campanero.

El presidente les pidió "entrega porque no tenían nada que perder y mucho que ganar", dado que "si salía bien, se podía hacer historia", algo que luego se hizo en el partido de El Arcángel.

"Lo mismo les diría ahora, que vayan con muchas ganas y honradez porque en el fútbol se da todo, cosas tan sorprendentes como ganar en Bilbao, algo que nadie se podría imaginar, también puede ser en Barcelona. Yo no pondría la mano por nada", aseguró Campanero.

Aquel Córdoba familiar le acabó quitando la liga al Barcelona de los Rexach, Asensi, Rifé o el meta cordobés Miguel Reina.

"Aquel partido me costó un disgusto y me pudo costar muchos más", ha subrayado Campanero, ya que el entonces secretario general técnico del Córdoba, Antonio Martínez, ex del Real Madrid, le había hecho llegar de parte de "Don Antonio Calderón", gerente blanco, la propuesta de "darle una prima a los jugadores del Córdoba" para derrotar al Barcelona.

En concreto, fueron veinte primas, con un montante de 100.000 de las antiguas pesetas para cada jugador de la plantilla blanquiverde.

"Yo le dije a Martínez -rememoró Campanero- que se quitara de en medio y que le dijera a Calderón que él tenía en el Córdoba a cuatro jugadores": el citado Fermín, Vicente Del Bosque, cedidos ambos por la casa blanca, más Manuel Sanchís (padre) y Causanilles.

"Yo quería que el Córdoba estuviera totalmente aislado de eso, porque en ese asunto había muchos seguidores del Real Madrid y del Barcelona, además de cordobesistas. Queríamos ser honrados, parecerlo y no ponernos al lado de nadie", espetó.

Sobre la segunda anécdota, Campanero reconoció que cometió una "equivocación tremenda", dado que en aquella época poseía un "coche con chófer".

"Puse mi coche a disposición del presidente del Barcelona, Agustín Montal, y en Córdoba mi coche lo conocía todo el mundo", desveló, por lo que "los seguidores del Madrid empezaron a decir que se había vendido el partido al Barcelona, que todo estaba arreglado por el coche".

"Me iba a caer un castigo por el que no había hecho nada por merecerlo", ya que "no fue verdad aquel rumor de que el Barcelona quiso comprar el partido, porque ellos se portaron como señores, y no hizo ni una sola gestión para ganar el partido fuera del terreno de juego", aseguró el ahora presidente de honor del Córdoba.

También subrayó que sus jugadores estaban "precavidos para que no pasara absolutamente nada, fue un partido limpio", por lo que "defendieron el nombre de Córdoba", para finalmente "cobrar una prima de 100.000 peseta, algo que se conoce".

Por su parte, Pepe Escalante, entonces capitán, ha recordado que, además de esas 100.000 pesetas por jugador procedentes del Real Madrid, "también se cobraron 4.000 pesetas del Córdoba, la prima normal que correspondía por partidos ganados" en esa temporada.

Escalante ha añadido que, tras aquella victoria histórica, a la finalización del partido vio "muchas tarjetas de socios cordobesistas rotas en los alrededores del viejo Arcángel, porque eran igualmente seguidores del Barcelona".

En cualquier caso, lo que tiene claro Escalante es que este sábado "se pueden volver a romper quinielas, por qué no. El Getafe no perdió el otro día (con el Barcelona), y no está muy allá del Córdoba", resaltó.

Por David Jurado

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[