Horarios

Árbitro renuncia debido a las burlas sobre su homosexualidad. Foto: Getty Images

Árbitro renuncia debido a las burlas sobre su homosexualidad

MADRID, España.- Jesús Tomillero es un joven árbitro español de 21 años que busca, o mejor dicho buscaba hace un par de días atrás, desarrollar una profesión que fue siempre su pasión y a la cual se había entregado responsablemente dirigiendo encuentros de fútbol en categoría cadetes de la Real Federación Andaluza de Fútbol.

Tomillero, creyendo equívocamente que la honestidad y la valentía de declarar abiertamente su condición de homosexual le permitiría crecer en la carrera del arbitraje español, acabó presentando esta semana su renuncia ante las autoridades pertinentes. Abandona así la idea de abrirse camino en una sociedad que considera el hecho de ser homosexual un impedimento para dirigir partidos de fútbol masculinos a una persona que no pertenece al selecto mundo de los heterosexuales.

Ante sus justificadas quejas a los continuos ataques homófobos, ignorado por los mismos dirigentes españoles, teniendo que soportar el agravio de las gradas en los campos de juego, y en ocasiones las burlas de los mismos noveles futbolistas que arbitraba, Jesús Tomillero decidió dar un paso al costado ante la debilitada posición en que el sistema social español lo caratuló por ser un referee de distinta condición sexual.

Paradójicamente debo hacer comparaciones, guste o no, con otros casos relacionados para sacar conclusiones. Para no ir tan lejos nos serviremos de la misma profesión arbitral para resaltar la indolencia que el fútbol en particular profesa al deporte, en un ambiente erróneamente entendido por mentes obtusas y tan pequeñas como sus almas.

Para ello, no deberé viajar tanto ni en el tiempo ni en la distancia geográfica europea, eso sí, tendré que cambiar radicalmente de deporte y tomar un juego de hombres rudos, machos fuertes, y con muchos más motivos para erradicar a homosexuales de su viril juego, me refiero al Rugby –con mayúsculas y a propósito- y cito al galés Nigel Owens como colegiado en particular.

En el último Campeonato del Mundo de Rugby 2015 llevado a cabo en Inglaterra, la “Gran Final” de Londres entre Australia y Nueva Zelanda que ganaron los All Blacks, fue encargada al mejor árbitro del planeta ovalado que, vaya casualidad, se llama Nigel Owens, quien es un homosexual declarado, brillante profesional, y humanamente respetado en un ambiente alejado de las verdaderas y dolorosas vergüenzas.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!