Horarios

Sáb.Ene.16 5:00 PM EST
Martín Onti: Y Gerard Piqué se enojó un día

Martín Onti: Y Gerard Piqué se enojó un día

MADRID, España.- Esa impulsividad que lleva al ser humano a veces a cometer equivocaciones para satisfacer su ego ha terminado venciendo, aunque sea parcialmente, una vez más. Gerard Piqué, en un rapto característico de su controvertida personalidad, ha amenazado con renunciar a la Selección de España tras la Copa del Mundo a celebrarse en Rusia 2018. Un hecho que podría ser una realidad o una falacia y que, para ser sincero, pienso que ni el mismo defensa central catalán lo sabe.

El detonante ha sido la verdadera estupidez de cortar las mangas de su camiseta nacional en su juego ante Albania y por partida doble, del mismo Piqué y de los medios de comunicación al hacer que el futbolista pique ese ‘anzuelo’ que tantas veces le tienden a sabiendas de la voracidad con que él "le entra al trapo".

No hay mejor motivo para provocar al central del Barcelona que llevarlo por la calle de las diferencias entre regiones, aquellas que defienden a la meseta donde todo lo que tenga que ver con el poder de Madrid sobre Cataluña pone en evidencia el arrebato impulsivo del marido de Shakira. Conocedores de este lado débil del azulgrana, los ataques de sus detractores se suceden sobre su persona con este propósito sabedores que así se acercan al éxito casi asegurado con antelación.

Esta vez, Gerard Piqué parece estar decidido a respetar su intención de abandonar, tras la justa mundialista rusa, la posibilidad de acudir a futuras convocatorias para integrar el conjunto nacional español, del que algunos sostienen Piqué no se siente a gusto integrar, aunque su desempeño a lo largo de la historia como integrante de "La Roja" denuncie lo contrario.

Sin embargo, yo no me centraría en ese tema sino en la constante e innecesaria provocación que el central español hace en cuanto tiene oportunidad de defender su postura independentista, en contraposición al poder que políticamente siempre se ejerció desde la capital del país.

No podría, como español, involucrarme en las ideas políticas de cada ciudadano sin tomar partido en la disputa, por ello, sólo prefiero tratar de separar a ésta del fútbol sin ponerme en lugar de un aficionando empedernido por sus colores, ya sean estos patrios o institucionales, porque de lo contrario sería esta actitud una copia más de lo que hace Gerard Piqué… y de tanta otra gente a la que aún les cuesta separar una cosa de la otra.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!