Horarios

Gales tropieza ante Georgia rumbo al Mundial

Gales se deja sorprender y no pasa del empate ante Georgia

CARDIFF, Gales.- Gales no pudo pasar del empate (1-1) ante Georgia en un partido en el que empezó ganando gracias a un gran gol de Gareth Bale, pero acabó partiéndose al final dejándoselo todo a favor a unos georgianos que pudieron incluso llevarse la victoria. 

 

Un reparto de puntos que perjudica a Gales en su sueño de regresar a una cita mundialista. Con este son 5 los puntos que atesoran en tres fechas unos "Dragones" que sabían que la firmeza de sus aspiraciones pasaba por conseguir la victoria ante Georgia y jugárselo todo con las selecciones más poderosas (Serbia, Austria y República de Irlanda, todas ellas con 4 puntos y un partido menos). Los visitantes, por su parte, se marchan de Cardiff con el botín que supone sumar su primer punto en tres jornadas.

Tras unos primeros compases en los que el fútbol necesitó asentarse sobre el verde de Cardiff, Gales tomó las riendas y empezó a merodear con peligro por el área del guardameta georgiano, Loria. 

 

No se demoró en exceso el primer tanto del partido. Fue en el 10' cuando llegó el 1-0. Tras un saque de esquina servido desde la derecha, la estrella local, Bale, conectó un cabezazo potente que sorprendió a un Loria que cuando quiso reaccionar ya no había pelota que atajar.

Tras el gol se replegaron los "Dragones" en busca del error de unos georgianos sin profundidad y con escasa creatividad en el centro del campo, un fallo que a menudo cometían, regalando opciones a Gales para combinar rápido y plantarse en el área rival de forma vertiginosa. 

No inquietaban los georgianos, hasta el 34', momento en el que una falta desde la frontal magistralmente servida por Ananidze se estrellaba en el larguero y se iba fuera. Solo dos minutos después, volvía a avisar Georgia con una gran jugada del mismo Ananidze, quien entregó para la llegada en carrera de un Gvilia cuyo remate acertó a blocar Hennessey. 

Georgia terminó avisando en la primera mitad, y empezó la segunda marcando. En el 57', un preciso centro desde la izquierda con destino al brillante desmarque de Okriashvili, lo cabeceó este último con mayor colocación que fuerza, haciendo inútil la salida de Hennessey, para colocar el 1-1 en el marcador.

A Georgia le bastó con encimar a Gareth Bale para cortocircuitar el juego entero de una selección Gales partida en el tramo final de la segunda mitad. Y tuvo el segundo en una gran acción de Okriashvili, quien condujo una contra a la perfección hasta que sirvió a Mchedlidze, pero su disparo no encontró portería. 

A medida que pasaban los minutos se impacientaba la parroquia galesa, viendo que se escapaba el tiempo y el triunfo ante un rival, a priori, asequible. Y más aún cuando Georgia no dejaba de generar ocasiones de claro peligro, especialmente un disparo que se estrelló en el larguero en el 80'. 

La tuvo Bale en el 86' tras una falta algo escorada y alejada, pero la potencia de su disparo deshizo los inconvenientes. Por muy poco no encontró el arco de Loria. La que sí encontró puerta fue la de Robson-Kanu un minuto después, pero resondió el guardameta georgiano con una meritoria estirada. 

 

A la desesperada trató de lograr el triunfo Gales, pero el marcador no se movió más, para decepción de los miles de galeses allí congregados.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!