Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT
Foto: AP

Martín Onti: Razones Sudamericanas

MONTEVIDEO, Uruguay.- He dado un repaso a la jornada de eliminatorias sudamericanas rumbo a Rusia 2018. En ella, a manera de sacar conclusiones, he visto a un Brasil ansioso de recuperar el tiempo de gloria perdido, de volver a aquellos días en que siempre iba de banca con una aureola de equipo grande, prestigioso y autoritario. Una imagen positiva que se acrecienta con el juego in crescendo de Neymar acercándose a una madurez futbolística que coincide con su adultez cronológica.
 
 
 
 
Hablo de Brasil en sentido positivo y, por desgracia, no puedo hacerlo de las demás selecciones. Si tengo que pronunciarme desde el aspecto que me sugiere el juego, no me atrevo a mirar más allá del conjunto de Adenor Leonardo Bachi, mejor conocido como Tite, para destacar una intención respetuosa hacia el fútbol. El resto, sólo fueron circunstancias de intenciones alejadas de la realidad.
 
Ni Uruguay, su vencido en la fecha, ni cada uno de los otros combinados nacionales estuvieron a la altura de las circunstancias desde el mero punto de vista futbolístico, que es en lo que hago hincapié para evaluar la pobreza de ideas que el fútbol sudamericano ha mostrado para la ocasión camino a la próxima Copa del Mundo.
 
 
 
 
Colombia ganó con el espanto de la desesperación y la angustia a una Bolivia acuciada más por la historia que por la propuesta de los de José Pekerman; Paraguay desquició las esperanzas cada día más verdes de una Ecuador que no se decide a crecer desde su aceptable presente futbolístico; Venezuela se automargina frente a una tímida Perú y pasa página a sus posibilidades mundialistas a cinco jornadas del final; y lo más llamativo, en línea descendente, fue ver a la Selección de Argentina encomendada a la fortuna que suele otorgar este juego, ante una Chile tan errática en la búsqueda ofensiva como la credulidad de Edgardo Bauza en haber imaginado un buen funcionamiento en los bicampeones del mundo.
 
Las estadísticas nunca mienten, los números hablan por sí solos y si nos atenemos a la clasificación actual de las eliminatorias sudamericanas, ni uno de ellos nos autoriza a ir en contra de lo que las posiciones dictan. Las razones están más que avaladas desde las matemáticas, corroboradas por los resultados y sentenciadas por las imágenes de esos cinco encuentros que registramos en Montevideo, Barranquilla, Asunción, Maturín y Buenos Aires.
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!