Horarios

Sáb.Oct.23 9:30 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST

Martín Onti: El 79 de Messi hunde a Laporta

Reminiscencias del juego Batalla Naval. Con los 3 goles que le hace a la Selección de Bolivia en el marco de las eliminatorias sudamericanas camino al Mundial de Qatar 2022, Lionel Messi llega a 79 goles en su historial personal y se sitúa por encima de los 77 que mantenían a Edson Arantes do Nascimento, Pelé, como el máximo anotador en la historia de la CONMEBOL.

79M, canta en su turno el ahora jugador del PSG, y hunde en la profundidad del teórico Océano del tablero a Joan Laporta y a quien corresponda por detrás del presidente del FC Barcelona. Juego concluido en ese aspecto no tan superficial que trae a colación controladas reacciones emocionales del capitán argentino en pleno Estadio Monumental de Nuñez festejando con retraso la obtención de la Copa América.

Sin siquiera darnos cuenta, y tanto como han crecido sus 3 niños, este Lionel Messi ha madurado de la noche a la mañana. Una cosa trae la otra, y el adolescente que se negaba en su interior a ser hombre, debió asumir que un día debía parte del bosque en el que es pieza primordial. Así es la vida y como tal la aceptó y, por ahora, continúa aceptándolo sin hablar más allá de lo necesario.

Estos últimos años, al margen del análisis exhaustivo que correspondería hacer desde la faz deportiva en este caso particular, ‘Andrés Cuccittini’, como para diferenciarlo del personaje ‘Lionel Messi’, ha debido pasar por circunstancias con las cuales al común de la gente le costaría lidiar. Calla porque es parte de un desaguisado que a nadie le convienen destapar.

Aún si pudiésemos dividir a estas dos personas, sin asociaciones correspondientes, nos costaría comprender el sentimiento desdoblado que una figura de élite tiene que cargar a sus espaldas cada día de su vida y, a pesar de ello, tomar las mejores decisiones para el bien de su entorno. Gritar o mantener silencio, desbordarse en una explicación o pasar a pie puntillas entre las trampas del enemigo, son sus alternativas, y por ahora las segundas son las que respeta.

Messi ha entendido, tan rápidamente como dejó de ser adolescente inimputable para convertirse en hombre responsable, que la vida de los señores de pantalones largos va en una dirección y que remar a contracorriente es a veces inútil. Le ocurrió por última vez el pasado 5 de agosto, cuando desde Castelldefels llegó al Camp Nou para despedirse del ‘Més que un Club’ que le ponía de patas en la calle.

No sé muy bien si Lionel Messi conquistará la Champions League con el PSG de Mauricio Pochettino, ni si hará lo mismo con la Copa del Mundo en Qatar el año venidero liderando la Argentina de Lionel Scaloni, pero lo que sí sé es que acaba de dar una nueva lección de silencio contenido, desde Buenos Aires, a un puñado de señores que toman decisiones en el inescrupuloso fútbol español.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!