Horarios

Costa Rica, la selección más regular de Centroamérica

SAN JOSÉ, Costa Rica.- Luego del gran papel que realizó en la Copa del Mundo de Brasil 2014 y ahora, al haberse clasificado al Hexagonal Final de la CONCACAF que repartirá tres boletos directos y la posibilidad de disputar un repechaje para un cuarto boleto a Rusia 2018, se puede afirmar que Costa Rica se ubica entre las tres mejores de su zona eliminatoria y como la mejor de Centroamérica.

Resulta un poco confuso tratar de entender como una selección que representa internacionalmente a su país desde 1921 haya podido clasificarse a un Mundial hasta la edición de Italia 1990, y más aún, que en su cuarta participación haya logrado avanzar hasta los cuartos de final en Brasil 2014, convirtiéndose en el primer país de la CONCACAF que lo consigue  sin ser país anfitrion del evento, como previamente lo alcanzó la selección de México en 1970 y 1986.  

Al analizar el desempeño del representativo tico durante los 50 años en torneos como la Copa Centroamericana, Copa CONCACAF (actualmente conocida como Copa Oro) y el desaparecido Campeonato Panamericano destaca su superioridad futbolística sobre países vecinos como Honduras, Guatemala, El Salvador, Panamá, Nicaragua y Belice.

Sin embargo, el detonante para que requería Costa Rica para darse a conocer fuera del continente americano era lograr estar en un Mundial, objetivo que consiguió en 1990 dando además un golpe de autoridad al convertirse en la primera selección centroamericana en avanzar a una ronda de octavos de final, en aquel entonces bajo la dirección técnica del serbio Velibor Bora Milutinovic y con el arquero Luis Gabelo Conejo y el delantero Hernán Medford, como sus grandes figuras.

A partir de esa experiencia, la Federación Costarricense de Fútbol continúo trabajando hasta encontrarle una personalidad propia al equipo y aunque esto les costó cambiar de técnico en 27 ocasiones.

Durante 21 años desfilaron por el banquillo tico personajes de renombre como Francisco Maturana, Alexandre Guimarães, Steve Sampson, Hernán Medford, Renê Simões y Ricardo Antonio La Volpe, por citar solo algunos. Pese tantos cambios en el timón, Costa Rica clasificó a otros dos Mundiales: Corea-Japón 2002 y Alemania 2006.

A partir del 2011 un hecho significativo revolucionó al fútbol tico, el arribo del colombiano Jorge Luis Pinto a la dirección técnica, quien recibía una segunda oportunidad luego de que en 2004 lo hiciera por primera ocasión. Esta vez la diferencia radicó en que le respetaron un proyecto de trabajo de tres  años y el colombiano le imprimió un sello de garra a una generación de futbolistas que se entregó en la cancha convirtiendo a su selección en el cabello negro de la Copa del Mundo Brasil 2014. Costa Rica derrotó a Uruguay e Italia, además empató frente a Inglaterra. Luego eliminó a Grecia en ronda de penaltis, en octavos de final. Y finalmente cayó frente a Holanda, en los cuartos de final.

Posteriormente, Jorge Luis Pinto emigró dejando bien cimentado un estilo de juego adecuado a las condiciones físicas del futbolista tico que se ha apuntalado con los conceptos de Oscar Ramírez, un técnico dinámico que clasificó a Costa Rica al Hexagonal Final de CONCACAF como líder invicto del Grupo Dos y cuyo objetivo, de entrada, es lograr que su país dispute su quinto Mundial.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!