Después de que un aficionado se filtrara a la cancha en el partido entre México y Costa Rica de la Copa Oro, elementos de seguridad lo detuvieron y el resto de aficionados reaccionó inesperadamente.