Ganar por ganar

MÉXICO, DF.- El día de ayer por la noche, la selección mexicana enfrentó a su similar de Ecuador en un partido que para gusto de muchos mexicanos como yo, fue muy malo. El conjunto mexicano mostró una muy pobre exhibición futbolística y el resultado pasó a segundo término, ya que todos sabemos perfectamente que México no merecía ganar ese partido.

El planteamiento de Miguel Herrera fue bastante limitado y el funcionamiento dentro de la cancha de juego fue realmente deplorable. Al final se ganó un partido, con una genialidad de “Chicharito”, pero fuera del gol y un par de jugadas más en las que hubo esbozo de peligro, la “Tricolor” dejó mucho que desear.

El sector defensivo fue un completo desastre. Diego Reyes jugando de libero no encontraba el rumbo, el joven tiene condiciones, pero, ¿qué se puede esperar de un jugador que lleva más de seis meses sentado en la banca? y eso es un halago, ya que a últimas fechas, no es ni si quiera convocado con el primer equipo. Miguel Layún fue otro que pasó de noche durante todo el partido. Si bien su banda no fue tan vulnerada, el jarocho simplemente no tuvo el atrevimiento de tomar una pelota y desbordar por el callejón izquierdo. Lo único rescatable de esta línea defensiva me parece Héctor Moreno quien tuvo una actuación bastante buena.

En el medio campo faltó garra, Héctor Herrera, quien es uno de los mexicanos más cotizados del momento en Europa, jugó un partido para el olvido. La primera mitad estuvo completamente escondido y no se echó al equipo al hombro. Andrés Guardado dio un partido aceptable, pero en realidad la media cancha, no funcionó, ni para crear juego ni para retener el balón. Mediocre actuación de los mediocampistas ayer en Los Ángeles.

En la parte delantera fue un gustó ver a un Javier Hernández que no esta obligado a funcionar como delantero clavado, la movilidad que tuvo ayer fue lo que le permitió clavar el gol de fuera del área que dio la victoria al “Tri” y se mostró mucho más versátil. Giovani Dos Santos eludiendo su responsabilidad como el habilidoso del equipo, mostró falta de interés para tener el balón y generar oportunidades de gol. Parecía como si no quisiese jugar ese partido, muy tibio el jugador del Villareal, Dos Santos careció de casta la noche de ayer.

El fútbol a veces da recompensas a quien no las merece y el equipo de Miguel Herrera recibió una ayer, pero “Ganar por ganar” no puede convertirse en un hábito en el conjunto mexicano, pues la suerte no es eterna, México debe mejorar y mucho.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!