El día que México enmudeció a Sudamérica

MÉXICO, DF.- El año de 1993 marcó la entrada de la selección mexicana a la Copa América como invitado. La edición de aquel año se llevaría a cabo en Ecuador y 10 países sudamericanos y dos invitados de CONCACAF, buscarían la gloría del continente americano.

El “Tricolor” se situó en el Grupo C, donde tendría que verse las caras con Colombia, Argentina y Bolivia. Donde tras una derrota con Colombia, un empate con Argentina y otro frente a Bolivia, México se colaba a la fase final por el formato de competencia.

ARTÍCULO: Goleadores históricos de los encuntros entre México y Ecuador

En los cuartos de final, el “Tri” tendría que enfrentar a Perú, quien había salido vencedor del Grupo B, venciendo a Brasil en lo que fue una de las sorpresas del torneo. Todo mundo pensaba que hasta ahí llegaría la participación del conjunto mexicano en la Copa América, pero la sorpresa se dio cuando México salió a jugar de tú a tú con los “Incas” y los venció por un contundente 4-2.

Para las semifinales, México tendría que enfrentarse al país anfitrión, Ecuador, con una de las mejores selecciones de su historia, en donde destacaba Alex Darío Aguinaga. Ecuador llegaba a las semifinales después de arrollar en su grupo con 3 victorias y una diferencia de +8. Para los cuartos de final, se impuso fácilmente a Paraguay por 3-0 y llegaba como claro favorito a las semifinales.

El equipo dirigido por Miguel Mejía Barón, no se achicó y salió a enfrentar a los de casa sin tapujos. Aquella tarde del 30 de junio de 1993, en el Estadio Olímpico de Atahualpa, México dio uno de sus más grandes partidos. Con goles de Hugo Sánchez y Ramón Ramírez, el invitado incomodo echaba del torneo al anfitrión y favorito para ganar la competencia.

Aquella tarde en Quito, México enmudeció no sólo a Ecuador, sino a todo un continente y dejó más que claro la selección mexicana tenía nivel para pelear con los grandes de CONMEBOL y no sólo ser un invitado más.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!