El 'Fenómeno' sigue de pie