Se pasó de la raya EN VIVO EN TELEVISIÓN y el chiste le puede acabar costando caro