En Durban, Sudáfrica, se puede recorrer la cancha de lado a lado y en el aire en unos pocos segundos.