El portugués celebró de una manera muy peculiar el haber llegado a 100 millones de seguidores en la popular red social.