El chileno pone rumbo a Rusia para jugar la Copa FIFA Confederaciones, pero lo hace sin sus inseparables perros.