Horarios

Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST
Mar.Dic.15 12:00 AM EST
Mié.Dic.16 12:00 AM EST

Cinco mil dólares pudieron evitar el accidente del club Chapecoense

CHAPECÓ, Brasil.- Cerca de cinco mil dólares pudieron salvarles la vida a las 71 personas que fallecieron en el accidente aéreo de la empresa Lamia, y que transportaba al club brasileño Chapecoense.
El diario colombiano El Tiempo reveló una investigación y lo que habría costado la parada técnica, entre el valor del combustible y los derechos para usar un aeropuerto, que al final decidió no cumplir la tripulación del vuelo LaMia 2933 que había partido antes de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.
 
Esa negligencia apunta a ser una de las causas principales en el peor percance aéreo en la historia del fútbol: 71 personas, el técnico, cuatro asistentes, médico y 19 futbolistas del Chapecoense de Brasil; 20 periodistas, 7 miembros de la tripulación y 19 acompañantes del equipo, perdieron la vida.

Aún no se puede dar una explicación de por qué el capitán, Miguel Quiroga Murakami, y su tripulación decidieron jugar a la ruleta rusa con la vida de 77 personas, incluidas las suyas. 
 
Se da por hecho es que el absurdo accidente pudo haberse evitado si se hubieran cumplido las normas mínimas de la aviación, que son severas en la exigencia de reservas de combustible para evitar que un avión se apague en el aire y se convierta en un peligro mortal.

"En la aviación se aprende de los accidentes. Tenemos muchas lecciones dolorosas aprendidas. Y una de ellas es que los errores no necesariamente los comete el piloto, sino que muchas veces nacen el día anterior, cuando en un escritorio se define el plan de vuelo, la ruta, el gasto de combustible", señaló Jaime Hernández, presidente de la asociación colombiana de aviadores civiles.

Quiroga Murakami se movía en los dos mundos: entre los mandos del avión y los escritorios de LaMia. Piloto y accionista de la pequeña aerolínea que de un momento a otro se convirtió en una de las más usadas en el fútbol sudamericano. Esto a pesar de la precariedad de su flota: tres aviones RJ85, de los que solo uno, el del accidente, estaba operando.
La doble condición de Quiroga es, para los conocedores de la aviación, clave en el fatídico desenlace del vuelo 2933. Mientras un piloto normal sabe que llevar a puerto seguro su nave está por encima de cualquier consideración, lo más probable es que el aviador, empresario estuviera pensando también en las cuentas de un vuelo expreso que se complicó desde el primer momento y que incluso si no hubiera habido accidente, podía golpear fuertemente las finanzas de LaMia.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!