Copa Oro: Los fans del día, en Toronto