Así llegó EEUU a disputar el tercer lugar