Italia toma mal parado a la zaga de Inglaterra tras un contragolpe contundente a tan solo dos minutos de iniciar el compromiso y Riccardo Orsolini envía el balón al fondo de la red de zurda.