La Vinotinto viene con mucha fuerza, ya buscando gol desde el primer minuto del partido, con el cabezazo de Nahuel Ferraresi de Venezuela que lo para con la uñas Jonathan Klinsmann de EEUU.