Lewis Cook mete un derechazo indetenible en el fondo de la red abriendo el marcador después de muchos intentos por lograrlo.