En una extensa tanda de penales que determinaba el pase a semifinales, la selección de Uruguay derrotó a la de Portugal. Santiago Mele, el guardameta charrúa se vistió de héroe parando tres disparos.