Los anfitriones descuentan en el marcador a través de su número 16 Sangheon Lee con jugada elaborada desde la banda izquierda que culmina con un fulminante disparo que Diogo Costa no puede detener.