El jugador alemán le pega un susto a la "Vinotinto" con un potente disparo de larga distancia.