Portugal clasifica de forma directa a octavos de final derrotando a la selección de Irán en el Mundial sub 20 de la República de Corea.