Diogo Gonçalves aprovecha un error del arquero iraní y anota un golazo de pierna derecha para empatar el partido.