La primer situación clara de gol del partido por el Grupo D entre Sudáfrica e Italia la tuvo Andrea Favilli que sacó un fuerte y esquinado disparo que con esfuerzo el portero Mondli Mpoto desvía.