Venia como un bólido, pero no pudo controlar la esférica Jule Keita, le hizo falta más mente fría a este jugador.